El diseño del logotipo de nuestra empresa o marca es una de las tareas más delicadas y que tendremos que prestar mayor atención, ya que será la primera imagen que daremos a nuestros clientes y usuarios y será un compañero que nos acompañará durante mucho tiempo. En la mayoría de los casos, no se le suele dar tanta importancia a esta tarea, y es un grave error ya que en el futuro a parte de podernos pasar factura en imagen, ya es más complejo corregir los errores que se podrían haber corregido desde el inicio, por ello hoy vamos a daros unos consejos.

Elementos a tener en cuenta a la hora de elegir un logotipo:

A la hora de diseñar un logotipo debemos tener en cuenta distintos elementos. ¡Comencemos!


SIMPLEZA

Debemos tener en cuenta que la simplicidad ayuda a que nuestro logotipo sea más fácil de reconocer y de recordar, los logotipos sobrecargados o complejos son más difíciles de asimilar a simple vista. Para la simpleza de nuestro logotipo debemos tener en cuenta:

- Utilizar como máximo 3 colores
- Tipografía legible
- No usar efectos como degradados.
- Representar de manera simple los servicios de la empresa


VERSATILIDAD

En este aspecto debemos plantearnos en que productos vamos a usar nuestro logotipo, por ejemplo, una tarjeta de visita, una web, textil… Nuestro logotipo tiene que estar preparado para cualquier adversidad:

   - Vectorial, esto te permitirá cambiar su tamaño sin perder su calidad.

  - Negatividad, con esto no nos referimos a que nuestro logotipo deba ser pesimista, nos referimos a que           nuestro logotipo debe estar listo para invertir sus colores, sobre todo al blanco y al negro.


TIPOGRAFÍA

Para este apartado debemos tener en cuenta a nuestros clientes, pues debemos elegir un tipografía que se adapte tanto a nuestro negocio y servicios como a nuestros clientes. No debes dejarte llevar por la tendencia del momento pues tu logotipo debe ser actual pero objetivo, las tendencias cambiaran pero tu logotipo resistirá.

Por ejemplo, si nuestra empresa es una funeraria una tipografía con un estilo de mano alzada no sea la que mejor cuadre.


COLOR

Debemos recordar que los colores son capaces de despertar distintos sentimientos en las personas, por lo tanto debemos tener en cuenta la psicología del color.

Veamos algunos ejemplos:

   - Azul: Genera una sensación de confianza, negocios, seguridad, limpieza, frescor, claridad y armonía.

   - Blanco: El color blanco está culturalmente vinculado a la pureza, la elegancia, la vitalidad, la confianza y        la delicadeza, aunque también despierta una sensación de calma, paz y energía.

   - Negro: Implica seriedad, formalidad, elegancia, autoridad y distinción.

   - Marrón: Toda la gama de marrones y beiges se asocian con la tierra, la naturaleza, la madera, el tiempo      y la practicidad.

   - Amarillo: Este color está vinculado al brillo del sol, a la luz y al calor. También se asocia al optimismo y        al descubrimiento.

   - Verde: Se vincula con la naturaleza, con la salud, la tranquilidad, la frescura y el movimiento.

   - Rojo: Se relaciona con la agresividad, la fuerza, la vitalidad, la espontaneidad, la pasión y la valentía.

   - Naranja: Este color genera una sensación de calidez, alegría, energía, diversión, riesgo y exuberancia.

   - Rosa: Expresa inocencia, suavidad, calidez.


   Púrpura: Los colores en la gama del violeta y del púrpura se relacionan con la sofisticación, la sabiduría,      la espiritualidad, el misterio, el lujo y la nobleza.


Nerea Orgambides - Diseñadora gráfica